Sabías que ...

Sobre el aceite

  • El aire, la luz y el calor afectan al aceite de oliva, por lo que conviene conservarlo adecuadamente cerrado, a temperatura ambiente y en lugar alejado de la luz solar directa.
  • Como producto natural, y a diferencia del vino, el aceite de oliva no mejora con el tiempo, por lo que lo más adecuado es consumirlo cuanto antes dentro de su año de producción.
  • No obstante, dependiendo de la variedad, un aceite bien conservado puede durar hasta 18 meses sin perder sus características organolépticas.
  • El color de un aceite no determina su calidad.

Sobre el cultivo

  • Hacen falta entre 4 y 5 kg. de aceitunas para producir 1 l. de aceite de oliva.
  • La edad del árbol influye solo sobre la cantidad producida, no sobre la calidad. Un olivo empieza a producir desde los 5 ó 10 años y a partir de los 100, su producción empieza a declinar.
  • El color de la aceituna no está ligado a la variedad, sino a su etapa de maduración. Las aceitunas son verdes al principio, volviéndose negras al madurar.

Sobre salud y belleza

  • El aceite de oliva virgen es un puro zumo de frutas, sin aditivos ni conservantes.
  • El aceite de oliva contiene entre un 60 y un 80% de grasas mono-insaturadas (en concreto ácido oleico), que ayudan a disminuir el "mal colesterol" (LDL) al tiempo que conserva el "bueno" (HDL). A su vez contiene la justa cantidad de ácido linoleico, esencial para la dieta humana, sin un exceso que pueda provocar oxidaciones perjudiciales para la salud.
  • El aceite de oliva posee vitaminas A, D, K y especialmente E.
  • Los investigadores afirman que el aceite de oliva reduce el riesgo de enfermedades coronarias y algunos tipos de cáncer, además de ayudar a mantener baja la presión sanguínea y aliviar la artritis.
  • Una gran parte de la comunidad médica opina que el aceite de oliva es antioxidante, facilita el flujo cardiovascular y ayuda a retardar el proceso de envejecimiento de las células.
  • El aceite de oliva facilita la digestión y favorece la absorción de calcio.
  • Entre otras propiedades, el aceite de oliva contribuye a su vez a mejorar el aspecto y tersura de la piel.

Notas gastronómicas

  • Las ensaladas y verduras deben aliñarse primero con aceite de oliva y sal, y luego con vinagre o limón. Añadiendo primero el aceite se proporciona una capa protectora que evita que las verduras se marchiten.
  • El aceite de oliva es excelente para untar las carnes hechas en barbacoa, ya que ayuda a conservar los jugos naturales.
  • Hacer la carne a la brasa con aceite de oliva añade sabor mientras la carne se está dorando. Los ingredientes deben cocinarse a fuego lento y con poco aceite.
  • Cualquier carne, pescado o verdura frito en aceite de oliva gana en sabor, ya que el aceite evita que la comida se pegue y resulte grasienta.
  • La carne marinada en aceite de oliva antes de su preparación quedará más sabrosa. Como el aceite de oliva es un producto muy delicado, facilita la mezcla de hierbas aromáticas y especias.
  • Para disfrutar de un aperitivo delicioso, unte un poco de ajo en un pan tostado y luego añada un chorrito de aceite de oliva.
  • Un poco de aceite de oliva en el agua de cocer la pasta evitará que se pegue.
  • Sofría las carnes y verduras durante unos minutos con aceite de oliva y sazónelas hasta que estén tiernas.
-->